domingo, 12 de octubre de 2008

Señalización ambiental

Aprovechando el tráfico masivo por las rutas argentinas de cada fin de semana largo, vecinos de Bouwer y Potrero del Estado decidieron hacer visible su reclamo sobre la Ruta 36. Expusieron carteles alusivos a la dramática situación ambiental y sanitaria que viven en la región producto del basural de la empresa Cliba. Los carteles advierten “Peligro: zona contaminada” y acusan a la Municipalidad de Córdoba y a la Agencia Córdoba Ambiente. Varios automovilistas que transitaban por la ruta detuvieron el vehículo para fotografiar la iniciativa y celebraron que la medida no produjera demoras en el tránsito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada