martes, 25 de junio de 2013

La UNC adelantó que el informe del ISEA podría ser auditado por otra universidad

Vecinos de Bouwer, Lozada, Rafael García, Juárez Celman y zona sur de la ciudad de Córdoba volvieron a protestar hoy frente al Pabellón Argentina de la ciudad universitaria.

Pese a que el Cormecor aseguró que no habría expropiación inmediata de los predios que habían sido seleccionados para el tratamiento y disposición final de la basura porque se evalúan predios alternativos a corta distancia de aquéllos, los habitantes de las localidades afectadas insisten que no quieren los residuos en la zona y cuestionan por “mal hecho” el informe elaborado por el ISEA para la Municipalidad de Córdoba.

Mientras se exponían carteles y pasacalles, se demoraba el tránsito frente al Rectorado y el reclamo se transmitía mediante propalación, el rector Francisco Tamarit y la titular del ISEA Mirtha Nasetta recibieron a cuatro vecinos.

La semana anterior, el grupo vecinal Bouwer Sin Basura había entregado formalmente una nota dirigida al rector donde se describen técnicamente muchos errores detectados en los estudios que el ISEA realizó para la Municipalidad de Córdoba.

Córdoba, 25 de junio de 2013- La agrupación vecinal Bouwer Sin Basura informó que esta mañana se llevó adelante una nueva protesta contra la Universidad Nacional de Córdoba pidiendo que se retractara de los informes realizados por el ISEA (Instituto Superior de Estudios Ambientales) en que determina que los alrededores de Bouwer son una zona ‘óptima’ para la radicación del nuevo vertedero de residuos para el área metropolitana de Córdoba.

De la protesta participaron habitantes de Bouwer, Lozada, Rafael García y barrios del sur de la ciudad de Córdoba, región ya afectada por la histórica presencia de basurales y vertederos de residuos. Vecinos de Juárez Celman que objetan el estudio firmado por el organismo de la UNC y se oponen a la radicación de la planta de transferencia integraron también la medida.  

Los vecinos desplegaron carteles, fotografías y pasacalles frente al Pabellón Argentina de la ciudad universitaria, demoraron brevemente el tránsito en uno de los carriles frente al rectorado. Además, se valieron de una propaladora para transmitir su reclamo contra la universidad y los gobiernos municipal y provincial. “Tamarit: tu informe también es basura”, afirmaba uno de los carteles.

Pese a que el Cormecor aseguró que no habría expropiación inmediata de los predios que habían sido seleccionados para el tratamiento y disposición final de la basura porque se evalúan predios alternativos a corta distancia de aquéllos, los habitantes de las localidades afectadas insisten que no quieren los residuos en la zona y cuestionan por “mal hecho” el informe elaborado por el ISEA para la Municipalidad de Córdoba.

Mientras transcurría la protesta, un pequeño grupo de vecinos fue recibido por el rector Francisco Tamarit, en compañía de la titular del ISEA, Mirtha Nasetta. Al momento de la reunión, el rector tenía en su poder una nota que los vecinos de Bouwer habían presentado formalmente el miércoles pasado con número de expediente 33246/2013.

La nota vecinal incluye un documento técnico elaborado por la Fundación para la defensa del ambiente, que acompaña a los vecinos de Bouwer desde que luchaban por cerrar el predio de Potrero del Estado. El documento  enumera los errores en los que incurren los informes elaborados por el ISEA para la Municipalidad, como por ejemplo no haber considerado los basurales y vertederos viejos y su basura acumulada, que ronda los 14 millones de toneladas; la existencia de pozos de agua que abastecen a comunidades; y no haber considerado que justo esas zonas son las que, de acuerdo al mismo informe, gozan de menores servicios públicos de salud, por ejemplo.

“El rector dijo que se sentía atacado con esa nota y que por esa causa, la discusión debería ser en otros términos. Pero que se iba a olvidar de que se la habíamos mandado, porque sino no nos recibía. Junto a él había una abogada y nos la señaló para advertirnos que no hiciéramos denuncias porque ya sabíamos quién iba a perder y a correr con los gastos. Interpretamos eso como una amenaza”, resumió Isabel Pires. La vecina agregó que fueron a pedirle al rector que la universidad diera marcha atrás con los informes y reconociera que estaban mal hechos. Sin embargo, el rector aclaró que respaldaría la producción del ISEA.

“Estábamos señalando algunos de los problemas de estos estudios cuando Mirtha Nasetta me preguntó si era técnica, dando a entender que al no serlo no puedo cuestionar sus informes. Pero muchos de los vacíos que tienen son de sentido común, no hace falta ser técnico ni profesional para advertirlo, ¿cómo no van a considerar la basura que ya existe en el lugar cuando están evaluando instalar allí un basural? ¿Cómo no se van a fijar si hay gente viviendo cerca? Nos sentimos muy subestimados”, apuntó Daniela Arce.

“Insistieron con la idea de que a esos estudios ya elaborados les falta una segunda parte. Pero la segunda parte del estudio se hará sobre una zona que ya está definida y considerada ‘óptima’. Cuando debería haber sido al revés, primero hacer buenos estudios y completos, y recién a partir de estudios buenos y completos, elegir una zona”, reflexionó Hugo Rescala. “En esta reunión, entre sonrisas, los funcionarios de la universidad terminaron reconociendo que la zona fue elegida por una cuestión de costos y porque total ya está contaminada”, relataron los vecinos participantes del encuentro, quienes agregaron que ello podría motivar una denuncia por discriminación ante el INADI.

En tanto, Tamarit se comprometió a contactar telefónicamente al titular del Cormecor, Jhon Boretto, y luego redactar una nota formal al ente intermunicipal solicitando que “no se tome ninguna decisión hasta tanto se termine todo el estudio del ISEA”. “Es más de lo mismo si sus nuevos estudios se encaran con una zona prefijada arbitrariamente. No hay que esperar que completen nada. Los estudios fueron mal hechos y sus nuevas partes seguirán estando mal hechas”, afirmó Isabel Pires.

El rector de la UNC también anticipó que los informes del ISEA podrían ser auditados por otra universidad. Finalmente, se abrió la posibilidad de que los técnicos del ISEA se reúnan con técnicos de los vecinos de las localidades afectadas para discutir los cuestionados estudios. La reunión se realizaría el próximo viernes a las 14 horas en el ISEA.
  
Más información:

Isabel Pires
Vecina de Bouwer
Teléfono: 0351 499 3165

Pedro Arce
Vecino de Bouwer
Teléfono: 0351 499 3214

Ahora también: Twitter.com/bouwersinbasura

"Tamarit: tu informe también es basura". Nueva protesta de Bouwer, Lozada y Rafael García en la Universidad Nacional de Córdoba


domingo, 23 de junio de 2013

Titular de CORMECOR aseguró a vecinos de Bouwer que no habrá expropiación

En dos oportunidades, Jhon Boretto afirmó que no se expropiará el predio supuestamente designado para la radicación del nuevo vertedero de residuos. Lo hizo por primera vez tras la protesta de los vecinos de Bouwer en el palacio municipal. Lo reiteró telefónicamente luego de que se publicara que el martes próximo la Legislatura aprobaría el proyecto de expropiación.

Córdoba, 23 de junio de 2013- El titular del Cormecor, Jhon Boretto, aseguró que no habrá expropiación de predios para la disposición final de los residuos. La afirmación del presidente del ente intermunicipal tuvo lugar en una reunión mantenida con habitantes de Bouwer mientras éstos protestaban en la explanada del palacio municipal.

Una caravana de vehículos con visibles carteles y una propaladora con el relato de la historia del pueblo y su lucha contra la basura fue la modalidad utilizada esta vez para reiterar el rechazo a la radicación de un nuevo vertedero en Bouwer. La protesta circuló por la Ciudad Universitaria, deteniéndose en el edificio del ISEA (Instituto Superior de Estudios Ambientales), organismo autor del informe en base al cual el Cormecor seleccionó los predios para la deposición de residuos a partir de 2015. El recorrido siguió por la Secretaría de Ambiente y la casa de gobierno de la Provincia, que en los próximos días enviaría a la Legislatura el proyecto de expropiación de los predios para luego donarlos al Cormecor.

Como punto final en el itinerario, los vecinos de Bouwer rodearon repetidas veces el Palacio 6 de Julio hasta que detuvieron la marcha y se instalaron con pasacalles y parlantes en la esquina de Cañada y Caseros. Luego de una hora, cuando se disponían a continuar su manifestación a pocas cuadras de allí en un acto de inauguración protagonizado por el intendente Ramón Mestre, fueron recibidos por Jhon Boretto.

“Boretto dijo que nos quedáramos tranquilos porque no va a haber expropiación, dijo que todavía no hay ninguna decisión tomada respecto a los predios, que los estudios realizados son insuficientes y que tienen que evaluar más opciones”, resumió el vecino Hugo Rescala sobre lo dicho por el titular del Cormecor. “Dijo lo mismo que nos había dicho Mirtha Nasetta (titular del ISEA) cuando nos recibió hace unos días después de nuestra protesta. Ella reconoció que el estudio que hicieron es incompleto y que no se puede decidir una expropiación en base a ese informe”, agregó la vecina Isabel Pires.

Los vecinos de Bouwer sin Basura y sus asesores técnicos coincidieron en señalar que "los dos estudios hechos por el ISEA para la Municipalidad de Córdoba y Cormecor tienen vacíos inaceptables y graves errores. Es absurdo que el ISEA hable de nuevos estudios para completar algo que está definitivamente mal hecho". Agregaron que entre los graves errores "está haber designado zonas óptimas para depositar basura en Potrero del Estado-Bouwer sin siquiera evaluar el actual impacto de más de 14 millones de toneladas de residuos ya depositada en la zona, en su mayoría sin membrana y generadora activa de contaminación. La impericia de quienes hicieron el informe es tan grande, que ni siquiera conocen que junto a la Ruta Nacional 36, entre el depósito de vehículos de la Justicia Provincial y el vertedero de Potrero del Estado, existe la escuela primaria Cornelio Saavedra. Uno de los informes llegó además a definir zona óptima para depositar basura en Bouwer sin considerar que el otro informe calificaba a Bouwer, junto a Estación Juárez Celman, como las dos localidades con la peor situación socioeconómica de toda el área de estudio, y que tienen las poblaciones con el menor acceso a los servicios de salud".  

Días después de la caravana de protesta con múltiples destinatarios, Jhon Boretto se contactó con los habitantes de Bouwer para ratificarles “que no habrá expropiación”. Por segunda vez, el titular del ente que reúne a los municipios de la región metropolitana con el objetivo de encontrar destino para su basura, aseguró que no se expropiarían los predios anunciados. La comunicación fue por vía telefónica y estuvo originada por noticia publicada en un medio gráfico que anticipaba que el próximo martes tendría lugar en la Legislatura el tratamiento del proyecto de expropiación de los predios de Juárez Celman y el que queda a 600 metros de Bouwer. “Boretto llamó a desmentir al diario. Nosotros todavía no habíamos leído la noticia y él nos llamó para decirnos que no creyéramos eso que estaba publicado, que no era así, que no habría expropiación, que faltaban estudios, que los predios no estaban todavía elegidos. Lo mismo que dijo en la reunión en la Municipalidad”, relató Daniela Arce.

Mientras tanto, habitantes de Bouwer y Juárez Celman volvieron a reunirse ayer en Bouwer para coordinar estrategias de acción para el rechazo del estudio elaborado por el ISEA y continuar con las medidas de protesta en rechazo a la localización del nuevo vertedero y planta de transferencia, respectivamente. “Los vecinos de Bouwer queremos creerle a Boretto. Pero no somos crédulos, ni ingenuos. No fue esperando que los funcionarios cumplan sus promesas que logramos el cierre del vertedero de Potrero del Estado en 2010. Así que esta semana seguimos con las manifestaciones”, anticipó Alicia Alfonso. 

jueves, 13 de junio de 2013

Vecinos de Bouwer se reunieron con el rector de la UNC tras protesta en la Ciudad Universitaria


Vecinos de Bouwer, Lozada, Rafael García y barrios de la zona sur de la ciudad de Córdoba cortaron hoy la calle frente al Pabellón Argentina de la Ciudad Universitaria. Es la primera vez que un grupo vecinal realiza una protesta contra la universidad.

Tras dos horas de manifestación, el rector de la UNC, Francisco Tamarit, recibió a los vecinos, quienes criticaron el informe que el ISEA elaboró para la Municipalidad de Córdoba, declarando a la zona de Bouwer como “óptima” para la radiación del próximo vertedero.

Ante las críticas vecinales, la titular del ISEA, Mirtha Nasetta, reconoció que el informe es “incompleto”. Mañana a las 14 horas en la sede del ISEA habrá una nueva reunión entre vecinos y autoridades de la UNC para discutir el documento.

Francisco Tamarit prometió visitar Bouwer y dijo estar “del lado de los vecinos”. Desde Bouwer aseguran que continuarán las protestas.

Córdoba (Argentina), 13 de junio de 2013-Habitantes de las localidades de Bouwer, Lozada, Rafael García y barrios de la zona sur de la ciudad de Córdoba cortaron hoy la calle frente al Pabellón Argentina de la Ciudad Universitaria de Córdoba. Es la primera vez que un grupo vecinal realiza una protesta contra la universidad.

La movilización vecinal se originó a partir del informe que la Universidad Nacional de Córdoba –a través del Instituto Superior de Estudios Ambientales, ISEA- elaboró al servicio de la Municipalidad de Córdoba. El documento declara “óptima” la zona de Bouwer para la radicación del próximo vertedero de residuos de la región metropolitana, a donde destinan su basura la ciudad de Córdoba y otros 16 municipios periféricos. Los vecinos de Bouwer y localidades cercanas se oponen a que la basura de Córdoba siga depositándose al lado de sus hogares.

Tras dos horas de manifestación en la que se repartieron cientos de volantes explicativos, el rector de la UNC, Francisco Tamarit, recibió a un grupo de vecinos que criticaron el informe del ISEA por no haber considerado los basurales existentes en la región. El vertedero “transitorio” de Piedras Blancas, en uso desde hace tres años, se encuentra a menos de dos kilómetros del anterior sitio de disposición final de la basura de Córdoba. El vertedero de Potrero del Estado, cerrado el 1 de abril de 2010 luego de 28 años de funcionamiento y una intensa lucha vecinal, acumula aproximadamente 12 millones de toneladas de residuos y su remediación sigue pendiente. En este contexto, el nuevo predio elegido por la Municipalidad de Córdoba para la radicación del nuevo basural –con el aval del ISEA- queda a apenas 600 metros de aquél. Los tres sitios se encuentran sobre la Ruta Nacional 36.

Desde Bouwer reclaman que el estudio elaborado por la UNC (disponible en la página web de la Municipalidad de Córdoba) no tuvo en cuenta la acumulación de basura ya existente en el lugar, otras fuentes contaminantes radicadas en la zona y la corta distancia que existe entre el terreno elegido y las viviendas de habitantes ya afectados por la histórica presencia de basurales. Ante estos reclamos, la directora del ISEA, Mirtha Nasetta, reconoció que el informe es “incompleto” y alegó que habría una segunda parte del informe. “Hicieron mal un estudio y ahora, como saben que nos vamos a movilizar todas las veces que sea necesario en la universidad, tratan de hacernos creer que el error que cometieron puede repararse. Si faltaba considerar aspectos importantes como los que estamos señalando, no deberían haber declarado a la zona como ‘óptima’. La única manera de arreglar este error es reconocer públicamente que el estudio no tiene suficiente nivel técnico”, advirtió Daniela Arce, habitante de Bouwer que participó hoy en la protesta.

La directora del ISEA también alegó que la elección del predio corrió por cuenta de la Municipalidad de Córdoba y no del ISEA. No obstante, los vecinos criticaron el rol jugado por la universidad, que elaboró “un informe a medida de los requerimientos del municipio, prestando el sello y la legitimidad de la universidad pública mientras se desempeñaron como una consultora privada cualquiera que encima trabaja mal”, criticó Isabel Pires, otra vecina de Bouwer presente en la reunión de rectorado.

Mañana viernes a las 14 horas, en la sede del ISEA, tendrá lugar una nueva reunión entre autoridades de la UNC y los vecinos de la zona afectada. “La universidad debe asumir sus errores y reconocer que hizo mal un estudio, no buscar ahora otros culpables. Nosotros somos los perjudicados, y si creen que nos van a silenciar con mentiras y futuros estudios se equivocan", aseguró Mónica Rescala.
En la reunión con el rector, los habitantes de Bouwer también recordaron que en el año 2009 en una reunión con la entonces rectora, Carolina Scotto se comprometió a colaborar con los vecinos de Bouwer a través de estudios ambientales y epidemiológicos. Para ello, en un trabajo conjunto con la comuna de Bouwer (actualmente municipalidad) y la Fundación para la defensa del ambiente –que continúa acompañando la acción vecinal- se realizó un protocolo de investigación con todos los aspectos que se deseaban conocer. “El documento fue formalmente entregado a la rectora, quien desde entonces no volvió a recibirnos”, agregó Isabel Pires. Francisco Tamarit prometió “visitar Bouwer” y estar “del lado de los vecinos”. En Bouwer aseguran que continuarán las protestas.

Para mayor información:

Daniela Arce
Vecina de Bouwer
Teléfono: 0351 153 249 784

Mónica Rescala
Vecina de Bouwer
Teléfono: 0351 153 092 539

Isabel Pires
Vecina de Bouwer
Teléfono: 0351 499 3165

viernes, 7 de junio de 2013

sábado, 1 de junio de 2013

Nuestro lugar otra vez condenado