domingo, 24 de agosto de 2014

Red internacional de universidad francesa se suma al equipo de trabajo de Bouwer Sin Basura

 La comunidad recibió apoyo de la red internacional de inteligencia territorial y la universidad de Franche Comté en su lucha contra un nuevo vertedero de basura.

La noticia fue confirmada por el coordinador de esa red internacional, Jean-Jacques Girardot, quien es además profesor de esa universidad francesa y ex decano de ciencias humanas.

Córdoba (Argentina), 24 de agosto de 2014. La prestigiosa Red Internacional de Inteligencia Territorial (INTI) se sumó al grupo de trabajo que lucha contra la construcción de un nuevo vertedero de basura a escasa distancia del vertedero cerrado en 2010, donde la Municipalidad de Córdoba depositó más de 12 millones de toneladas de basura.  

El grupo de trabajo integrado por los vecinos de Bouwer, la Municipalidad de Bouwer, FUNAM y la Cátedra de Biología Evolutiva Humana de la Universidad Nacional de Córdoba se reunió el martes pasado para darle la bienvenida al nuevo miembro.

De la trascendente reunión participó el coordinador de la Red INTI, Jean-Jacques Girardot, quien es además profesor de la Universidad de Franche Comté en Francia y ex Decano de la Facultad de Ciencias Humanas de esa universidad. El grupo de investigación que dirige Jean-Jacques Girardot desarrolla desde hace años actividades técnicas en Francia, España, Marruecos, Argelia, Túnez, Colombia y Uruguay, entre otros. Son reconocidos internacionalmente los logros del equipo de Inteligencia Territorial por poner en marcha, por ejemplo, varios observatorios socio-ambientales, favorecer eficientes mecanismos de participación ciudadana y proponer innumerables iniciativas para mejorar la calidad de vida y la salud de las personas.

Girardot indicó que "la lucha de los vecinos, la Municipalidad de Bouwer y FUNAM para evitar que la basura siga dañando la salud y el ambiente ha sido reconocida a nivel internacional y sirve de ejemplo para otras comunidades afectadas por problemas similares". Agregó que "desde INTI seguimos además muy de cerca la nueva lucha de los vecinos para que no se siga descargando basura de otras municipalidades cerca de Bouwer”.

La alarmante cantidad de fuentes contaminantes y las dimensiones del vertedero cerrado en 2010 impresionaron a Girardot, quien recorrió el área de Bouwer y la zona sur de la ciudad de Córdoba antes del encuentro en la Municipalidad. Señaló que la enorme concentración de basura en Bouwer -más de 12 millones de toneladas- "contribuye a la generación de zonas de sacrificio, o lo que es igual, a que las personas ya contaminadas sigan contaminándose, un hecho técnica y políticamente inaceptable".

Agregó que a esta cantidad de basura se suma "la que ya se descargó en Piedra Blanca, a escasa distancia de Bouwer y del antiguo vertedero. En Francia la estrategia de gestión de residuos apunta al aumento del reciclaje y la existencia de vertederos finales que no tengan tamaños muy grandes. De este modo cada comunidad es más responsable de lo que produce, sin afectar a otras comunidades".

Jean-Jacques Girardot calificó al equipo de vecinos, autoridades de Bouwer y técnicos acompañantes como "formidable". Indicó asimismo sentirse "gratamente impresionado por la tranquilidad y fortaleza de personas que, pese a lo que ya han sufrido por la contaminación, y por sus efectos negativos sobre la salud, siguen luchando cada vez con más energía y mejor información técnica".

Anticipó que entre las tareas conjuntas "habrá intercambios de experiencias entre mujeres que luchan por una mayor igualdad de oportunidades y mejor calidad de vida en Francia, y las mujeres de Bouwer que lideraron la lucha contra el antiguo vertedero y luchan ahora contra la amenaza de un nuevo relleno de basura dos veces más grande que el cerrado en 2010".

Isabel Pires, vecina de Bouwer, le transmitió a Jean-Jacques Girardot su agradecimiento y el de los vecinos "por llegar hasta Bouwer, compartir la angustia de tantas familias y ofrecer tan generosamente su apoyo técnico y el de la red internacional que dirige desde Francia".  

Del encuentro realizado en Bouwer participaron el Intendente Juan Lupi, el asesor técnico de la municipalidad Adolfo González, gran número de vecinos de la zona agrupados en "Bouwer sin basura", el Biólogo Ricardo Suárez, el Ingeniero Químico Eduardo Riaño, la Lic. Nayla Azzinnari y el Biólogo Raúl Montenegro, presidente de FUNAM y profesor titular de Biología Evolutiva en la Facultad de Psicología (Universidad Nacional de Córdoba).    


Para mayor información:

Prof. Dr. Raúl A. Montenegro
Presidente de FUNAM
Teléfono fijo: 03543-422236
Teléfono celular: 0351-155 125637
E-mail: biologomontenegro@gmail.com

Juan Lupi
Intendente de Bouwer
Teléfono celular: 0351 155 103 490

Daniela Arce
Vecina de Bouwer
Teléfono celular: 0351 153 249 784

Isabel Pires
Vecina de Bouwer
Teléfono fijo: 0351 499 3165

Mónica Rescala
Vecina de Potrero del Estado, Bouwer
Teléfono celular: 0351 153 092 539

Contacto de prensa:
Lic. Nayla Azzinnari 
Tel: (011) 15 5460 9860
Correo: nay_azz@hotmail.com




miércoles, 20 de agosto de 2014

miércoles, 18 de junio de 2014

¿Habitantes de Bouwer querrán convivir con un segundo vertedero de basura?

Bouwer: impulsarán consulta popular
Legislador del Frente Cívico dijo que la promoverán. Lo habilita la nueva ley de ambiente, que hasta ayer no había sido promulgada.
·                                               

“Vamos a avanzar para que haya consulta en el caso de Bouwer y en otros”, sostuvo Santiago Clavijo, legislador del Frente Cívico en referencia a la planta de tratamiento y disposición final de residuos que Cormecor prevé instalar al sur de esa localidad. “La ley fue pensada en función de muchos de los conflictos ambientales actuales de la provincia”, afirmó Clavijo. 
La ley provincial de ambiente Nº 10.208, aprobada en medio de graves disturbios el miércoles pasado, establece que las instalaciones de tratamiento y destino final de residuos domiciliarios con capacidad de recibir basura de más de 100 mil habitantes estarán sujetas de manera obligatoria a la evaluación de impacto ambiental.
Ese proceso incluye un estudio de impacto ambiental y una audiencia pública obligatoria, previo al otorgamiento de la las autorizaciones por parte del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos provincial.
Si bien para la mayoría de los casos la ley prevé una audiencia pública, en los artículos 68º y 69º establece: “Los proyectos aprobados y que en su proceso de Evaluación de Impacto Ambiental hayan sido categorizados como de Alta Complejidad Ambiental que generen especial conflicto social deben ser sometidos a consulta popular”.
En esa localidad, un grupo de vecinos y el intendente Juan Lupi rechazan la instalación del vertedero ya que temen que cause daño ambiental en una zona donde ya hubo un enterramiento que aún no fue remediado. 
De acuerdo con la ley, la consulta popular puede ser exigida por el Poder Ejecutivo, el Legislativo o por la población afectada, si junta un número determinado de firmas. 
En el caso de Bouwer, por tener menos de 10 mil habitantes, se exigen las firmas de al menos el 20 por ciento del electorado.
La ley indica que están habilitadas a participar las personas registradas en el último padrón electoral de la localidad o región potencialmente afectadas y establece que el proceso de certificación de firmas será gratuito y acorde al procedimiento que disponga el Ministerio. 
Pocas precisiones
Consultado por este diario, Jhon Boretto, el presidente de Cormecor –la sociedad anónima que integran la Municipalidad de Córdoba junto a otros nueve municipios metropolitanos para gestionar los residuos– dijo: “Sabemos que (la autorización de la planta de Bouwer) está enmarcada en la nueva ley, pero aún no sabemos cómo se va a instrumentar”.
Sobre la hipótesis de una posible consulta popular, Boretto sostuvo: “No sé como se podría instrumentar. ¿Quiénes votarían?”, se preguntó. “No está dentro de ningún ejido municipal”.
Por su parte, el intente Lupi dijo que desconocía el texto fino de la ley y que lo estaba analizando su asesor en ese tema.
Hasta ayer, la ley todavía no había sido promulgada por el gobernador José Manuel de la Sota. Luego de su promulgación, se espera que el Poder Ejecutivo redacte una reglamentación.
La planta de residuos se planea construir en un predio de 270 hectáreas, a 18 kilómetros al sur de la Capital, a metros del ejido municipal de Bouwer. 
La Provincia aún no expropió el terreno; esperará a que está aprobada la evaluación de impacto ambiental. En tanto, Cormecor ya advirtió que necesita con urgencia empezar los trabajos porque se agota la capacidad del enterramiento actual, de Piedra Blanca. 
Definen tecnología

Jhon Boretto, presidente de Cormecor, dijo que el jueves que viene se realizará la exposición de las conclusiones de un workshop efectuado el año pasado para decidir qué procedimiento y tecnología se usará para el tratamiento de los residuos.  

sábado, 7 de junio de 2014

Postergarían expropiación

http://www.diaadia.com.ar/cordoba/postergan-expropiacion-nuevos-predios-enterramiento

Postergan la expropiación de nuevos predios de enterramiento

Trascendidos indican que la Provincia es reticente a acelerar la expropiación de los predios que deberían reemplazar a Piedras Blancas, por la resistencia social que el tema genera. La resolución podría “estirarse” hasta luego de las elecciones de 2015.


07/06/2014 00:00
Por Florencia Ripoll


Para quienes sucedan a José Manuel De la Sota y a Ramón Mestre podría quedar la resolución de un tema clave: dónde localizar y tratar por las próximas décadas la más de dos mil toneladas de basura que a diario genera esta capital y más de una quincena de localidades del Gran Córdoba.

Y eso aunque en lo formal, tanto Provincia como municipio, señalan que se avanza en completar los pasos necesarios para expropiar los dos terrenos donde se determinó que deberían ubicarse el enterramiento (zona sur, cerca del actual Piedras Blancas) y una estación de transferencia (al norte, próxima a Juárez Celman). Esta tarea está institucionalmente en manos de Cormecor, la SA constituida por la intendencia capitalina –socia mayoritaria– y localidades del Gran Córdoba que relevará en breve a Crese en el manejo final de los residuos.

Aunque el Gobierno de Córdoba no la integra, es actor clave: otorga los permisos ambientales para montar los complejos y aporta imprescindibles recursos para financiar las expropiaciones. Además, aunque la mayor aportante de residuos sea la ciudad de Córdoba, lo que está en juego es la resolución de un problema que por regional excede el ejido capitalino y que además involucra a varios jefes comunales del PJ.

En ese marco, es en realidad de Mestre y de De la Sota de quienes dependen los avances de todo el proyecto. Aunque para la foto ambos mandatarios hablan de “trabajo conjunto”, fuentes con acceso a las negociaciones aseguran que desde hace tiempo se agotó un combustible imprescindible del proceso: la “voluntad política” de la Provincia para motorizar las expropiaciones, un trámite que en cualquier caso implica lidiar con fuertes rechazos sociales con eco en la opinión pública.

Según trascendió, en el escenario planteado luego del “caso Monsanto” y la álgida resistencia que detonó, la Gobernación no estaría dispuesta a lidiar en los 18 meses de gestión que restan a De la Sota con el candente tema de dónde poner la basura, y más considerando que desde su perspectiva se trata de un problema completamente ajeno, que cae de lleno sobre los hombros del municipio.

Favoreciendo el “patear” hacia adelante de las decisiones juegan factores formales reales, como la solicitud a la intendencia de un estudio de impacto ambiental previo a expropiar –inicialmente las partes hablaban de estudios post expropiación, pero este año la Provincia lo interpuso como requisito– y el requerimiento de los proyectos ejecutivos de enterramiento y estación de transferencia, que aún no están trazados.

El municipio tampoco ha demostrado hasta ahora celeridad en tratar de satisfacer requisitos. Y la propia Cormecor no termina de constituirse formalmente, a la espera de los aportes económicos de las ciudades miembros.

Sumando avatares al escenario talla la ley de ambiente que se prepara para sancionar la Unicameral, entre cuyas novedades aparece la realización de audiencias públicas como paso previo a la ejecución de proyectos de alto impacto.

Plan b en marcha. Con la Provincia mirando para otro lado, y varios frentes abiertos e irresueltos en materia de ambiente –la licitación del servicio de higiene urbana, fundamentalmente– la intendencia parece estar acomodándose a la idea de que “patear” el tema enterramiento para la próxima gestión es el escenario más factible y quizá el menos problemático. Por lo pronto, y ante la encerrona, ya trazó un plan de mejoras para ampliar la capacidad del enterramiento de Piedras Blancas (abierto como “provisorio” por un año por Daniel Giacomino, en 2009). Y logró colaboración de la Provincia en esa labor: préstamo de maquinaria para apurar el traslado de tierra al cerrado predio de Bouwer –eso facilita el cavado y ampliación de la fosa donde se entierra la basura– y habilitar el corrimiento de una línea de alta tensión que cruza el predio y limita su uso en ese sector. Con ese trajín, espera estirar varios meses la vida útil del enterramiento que, en el mejor de los escenarios, llegará hacia fines de 2015 e inicios de 2016.



jueves, 22 de mayo de 2014

Alumnos de Bouwer piden al Ministro de Educación un mejor ambiente para su escuela

Le entregaron una carta cuando fue a inaugurar dos aulas. Walter Grahovac la leyó y prometió entregársela a De la Sota. La escuela Cornelio Saavedra está rodeada por el depósito provincial de vehículos y el vertedero que acumuló residuos durante 28 años. A menos de mil metros pretenden situar el nuevo enterramiento de basura.

Alumnos de la escuela rural Cornelio Saavedra entregaron una carta al ministro de educación Walter Grahovac para solicitarle se ocupe de mejorar las condiciones ambientales que rodean la escuela e interceder para que la provincia no compre los terrenos destinados a ubicar un nuevo enterramiento de basura en la zona. La iniciativa surgió de una alumna de primer año que al conocer que el funcionario provincial visitaría la escuela para inaugurar dos aulas, escribió una nota que firmaron tanto alumnos como docentes.

Nos parece bien que venga a inaugurar aulas recién hechas y pintadas, pero lo que nosotros queremos es no enfermarnos“, dice un fragmento de la nota que recibió la semana pasada en Bouwer el ministro de educación provincial Walter Grahovac.

“Llegué a la escuela con la nota y se la mostré a mis compañeros. Estaban apurados por firmar, todos querían firmar, estaban contentos”, relató Pamela, de 13 años. “Cuando el ministro vino a nuestra aula, le entregué la carta. La leyó y después le pidió a otro compañero que la leyera en voz alta. Dijo que también estaba preocupado pero que esa no es su área“, contó la alumna que el año pasado fue abanderada del nivel incial.

La directora del establecimiento, María Teresa Destéfanis, agregó que durante la visita oficial “llevamos al ministro afuera para que viera el depósito judicial y viera la huerta, que no podemos mantener por la cantidad de ratones que hay acá”.

“Fue cortita la visita porque antes de entrar, el ministro estuvo afuera sacándose fotos y filmando las aulas nuevas, pero sin nosotros y sin que se viera cómo es alrededor de nuestra escuela, destacó la joven que desde hace años acompaña a sus padres a las reuniones de la agrupación vecinal Bouwer Sin Basura.

Pedido al gobernador

A las aulas las pueden hacer de nuevo y colocarles pintura, pero a nuestros pulmones y nuestra sangre no los pueden volver a pintar, por eso le pedimos que no compren la tierra que les pide la municipalidad para colocar el basural aquí cerquita“, dice la carta entregada a Grahovac.

“La visita del ministro fue muy importante para la escuela porque los chicos pudieron expresar sus inquietudes respecto al ambiente. Quizá el ministro no dio la repuesta que ellos esperaban, pero recibió la nota, la escuchó, la guardó y prometió hacerla llegar al gobernador”, evaluó Destéfanis.

“Ahora esperamos que el gobernador nos dé una respuesta“, apuntaron los alumnos. “Esperemos que el próximo basural no se ubique en esta zona ni cerca de ninguna escuela. Ya padecimos esto durante muchos años“, finalizó la directora.
  
La escuela. Fue fundada en 1935 y cuenta con 50 alumnos en el nivel medio, 70 en el primario y 20 en el jardín. Los docentes de la escuela cobran un extra del 60% de su sueldo porque su lugar de trabajo es considerado “zona desfavorable“.

Los alrededores. La escuela rural Cornelio Saavedra se ubica en el kilómetro 17 de la Ruta Nacional 36, en el caserío de Potrero del Estado (perteneciente a la localidad de Bouwer). Está rodeada por miles de vehículos destruidos acumulados en un depósito a cielo abierto dependiente del Poder Judicial de la provincia de Córdoba. Los metales, combustibles y aceites que se desprenden de los automóviles contaminan suelo y agua. Al menos tres importantes incendios se registraron en ese depósito en los últimos años. [Ver fotografía aérea]

Calle de por medio se encuentra el predio en el que funcionaron el incinerador de residuos patógenos, la fosa para descarga de residuos industriales y las nueve fosas donde se depositaron durante tres décadas los residuos de la ciudad de Córdoba y otros municipios. El vertedero fue cerrado en el año 2010 tras acumular unas 12 millones de toneladas de basura. Su remediación sigue pendiente.

A 600 metros de allí se instalaría un nuevo enterramiento con capacidad para 24 millones de toneladas de basura. Un informe de la Universidad Nacional de Córdoba –encargado por la Municipalidad- consideró que la zona es « óptima » para la radicación del vertedero. En base a esto, el municipio capitalino eligió el terreno de 270 hectáreas que sería expropiado por el gobierno provincial.  

Mortalidad infantil. En septiembre de 2013 se conoció que la tasa de mortalidad infantil de la localidad de Bouwer es de 22,01 muertes por mil para el período 2000-2012. La cifra obtenida a partir de los datos del Registro Civil de la Municipalidad de Bouwer casi duplica la tasa provincial, de 11,1 muertes por mil para el año 2010. 

Acción amparo. Se presentó en noviembre pasado contra la Municipalidad de Córdoba y la provincia de Córdoba para pedir el cese del daño que produjo en Bouwer el segundo vertedero de basura más grande del país. Fue promovida por 26 adultos y a través de ellos también por 17 menores, habida cuenta que ellos son los más afectados en un caso de contaminación como el de Bouwer.


Para mayor información:
Luisa Oliva
Vecina de Potrero del Estado (Bouwer) y mamá de Pamela
Móvil: (0351) 155 057 552

Contacto de prensa:
Lic. Nayla Azzinnari 
Tel: (011) 15 5460 9860
Correo : nay_azz@hotmail.com

miércoles, 7 de mayo de 2014

Estudiantes universitarios y vecinos de Bouwer agredidos por empleados de la Municipalidad de Córdoba y Policía Provincial

Fueron amenazados cuando filmaban un documental frente al depósito de vehículos de la Justicia Provincial y al ex vertedero de residuos que la Municipalidad de Córdoba gestiona en la localidad de Bouwer. Ambos cercanos a la Ruta Nacional 36.

En un primer episodio, un policía cargó su arma y apuntó a cuatro estudiantes y una vecina. En el segundo caso, 5 personas -4 de ellos con uniformes de la municipalidad de Córdoba- agredieron al camarógrafo y amenazaron e insultaron a vecina y estudiantes.

Ambas situaciones fueron denunciadas en el destacamento policial de Bouwer.

Los hechos fueron repudiados por la Municipalidad de Bouwer y la Fundación para la defensa del ambiente, (FUNAM) organización que acompaña la lucha de los vecinos.

Responsabilizan al intendente de Córdoba, Ramón Mestre, de las agresiones hechas por personal municipal, y al gobernador José Manuel de la Sota por el accionar la fuerza de seguridad provincial.

En las próximas horas habría presentaciones administrativas y posiblemente judiciales. También se esperan repudios desde la Universidad Nacional de Córdoba.

El Dr. Raúl Montenegro, presidente de FUNAM y profesor titular en la Universidad Nacional de Córdoba, señaló como "inaceptable" que la Municipalidad de Córdoba "la misma que agrede a los vecinos de Bouwer queriendo descargarles más de 28 millones de toneladas de basura en los próximos 30 años, y que ya contaminó el lugar con 12 millones de toneladas, despliegue patotas para que la sociedad no sepa lo que allí sucede".

En los próximos días se darán a conocer las grabaciones.

Córdoba, Argentina, 7 de mayo de 2014.- La agrupación vecinal "Bouwer Sin Basura" y la Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) denunciaron agresiones contra estudiantes universitarios y una vecina de Bouwer cuando filmaban un documental frente al depósito de vehículos de la Justicia Provincial y al ex vertedero de residuos que la Municipalidad de Córdoba gestiona en la localidad de Bouwer.

Ambas organizaciones calificaron el hecho como "extremadamente grave" pues "la vecina y los estudiantes llegaron a temer por sus vidas ante la inaceptable y violenta actitud de un agente de seguridad y una patota compuesta por algunos empleados de la Municipalidad de Córdoba".  

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes en las inmediaciones de la Ruta Nacional 36, cuando Mónica Rescala, vecina de Bouwer, y cuatro estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba y la Universidad Tecnológica recorrían la zona para filmar un documental. El video se exhibiría en el marco de una charla-debate sobre vivienda y hábitat a realizarse el próximo miércoles en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNC.
 
Hechos violentos

La vecina de Bouwer y cuatro estudiantes de distintas facultades de la UNC y la UTN se encontraban sobre una alcantarilla junto a la Ruta Nacional 36, frente al depósito de vehículos perteneciente al Poder Judicial de la provincia de Córdoba, cuando un automóvil se acercó a ellos. Del vehículo descendió un agente policial, que cargó su arma y los apuntó. Eran aproximadamente las 14:30 horas.

"Mientras nos apuntaba, exigía que nos identificáramos. Le explicamos que estábamos grabando un video para la facultad, pero recién bajó el arma cuando bajamos de la alcantarilla y uno de los chicos le mostró su libreta de estudiante", relató la vecina. "También nos advirtió que tenían órdenes de 'bajar' a quienes entraran al depósito o pretendieran subir a las torres de alta tensión", añadieron los estudiantes.

Minutos después ocurrió el segundo episodio. Esta vez junto al predio del ex vertedero de residuos de la Municipalidad de Córdoba, sobre el camino de tierra que comunica a la Ruta Nacional 36 con el pueblo de Bouwer. Los estudiantes intentaban registrar el humo negro que se desprendía de una quema al interior del predio cuando desde allí salieron 5 personas -4 de ellos con uniformes de la municipalidad de Córdoba- que  agredieron al camarógrafo y amenazaron a la vecina de Bouwer y al resto de los universitarios.

"Estábamos filmando y se estacionó una camioneta blanca al ingreso del predio. Eran cinco personas completamente fuera de sí que bajaron del vehículo a los gritos exigiéndonos que nos identificáramos", indicó Franco Chavez, estudiante de la Facultad de Arquitectura.

"Yo les dije que no tenían derecho alguno a pedirnos identificación porque estábamos en un espacio público filmando un espacio también público. Entonces uno de los municipales le dijo a otro que tomara la chapa de mi vehículo", recordó Mónica Rescala. "Decidimos hacer lo mismo y filmar la camioneta y su identificación. En ese momento uno de los municipales se interpuso y le pegó a una trompada a la cámara. Mientras tanto, el resto profería amenazas, insultos y asumía actitudes violentas", relató Augusto Oris, que estudia Cine en la Facultad de Arte de la UNC. "Llamamos a la policía de Bouwer por teléfono celular mientras nos retirábamos, pues temíamos por nuestra integridad física. Cuando nos íbamos ya había en el lugar unos diez empleados municipales", añadió Emanuel Cárdenas, estudiante de Ingeniería en Sistemas en la Universidad Tecnológica Nacional.

Ambos hechos fueron denunciados en el destacamento policial de Bouwer.

Repudios

La Municipalidad de Bouwer se pronunció repudiando los hechos de violencia. La vecina y concejal Mirta Nievas afirmó que "Bouwer es un pueblo tranquilo. Es inconcebible que se den estos episodios de agresión en nuestra jurisdicción cuando se está haciendo uso de nuestro espacio público".

La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM), organización que acompaña la lucha de los vecinos desde el año 2008, también condenó lo sucedido. El Dr. Raúl Montenegro, presidente de FUNAM y profesor titular en la Universidad Nacional de Córdoba, señaló como "inaceptable" que la Municipalidad de Córdoba "la misma que agrede a los vecinos de Bouwer queriéndoles descargar más de 28 millones de toneladas de basura en los próximos 30 años, y que ya contaminó el lugar con 12 millones de toneladas, despliegue patotas para que la sociedad no sepa lo que allí sucede".

Los vecinos de Bouwer, agrupados en "Bouwer sin basura", la Municipalidad de Bouwer y FUNAM lograron que en el año 2010 se cerrara el vertedero que desde hacía 28 años operaba en esa localidad la Municipalidad de Córdoba. Quedaron enterradas allí más de 12 millones de toneladas de basura que siguen contaminando el aire, el suelo y el agua subterránea. Apenas 4 años más tarde, cuando todavía no ha remediado el vertedero cerrado, la Municipalidad de Córdoba vuelve a la carga y pretende localizar un otro vertedero a tan solo 600 metros de aquel lugar. El nuevo enterramiento recibiría 28 millones de toneladas de basura y tendría una vida útil de treinta años.

En las próximas horas habría presentaciones administrativas y posiblemente judiciales responsabilizando al intendente de Córdoba, Ramón Mestre, de las agresiones conducidas por personal municipal, y al gobernador José Manuel de la Sota por el accionar la fuerza de seguridad provincial. "Cualquier cosa que nos pase a los vecinos por culpa de la gente que tienen trabajando en los predios contaminantes que tienen en nuestro pueblo será culpa de estos dos señores", advirtieron desde Bouwer Sin Basura.

También se espera que la Universidad Nacional de Córdoba condene públicamente estos hechos de violencia que involucraron a estudiantes de la Escuela de Ciencias de la Información y las facultades de Artes y Arquitectura.  

"En este momento hay tres grupos de estudiantes de la UNC, la UTN y la Blas Pascal haciendo registros audiovisuales en Bouwer en el marco de distintos trabajos para sus respectivas carreras. Los estudiantes siempre fueron bienvenidos en Bouwer y queremos que puedan seguir acercándose al lugar a conocer de primera mano lo que allí sucede. Es fundamental que su seguridad esté garantizada", apuntó la Lic. Nayla Azzinnari, asesora de la agrupación Bouwer Sin Basura.

No es la primera vez

A fines del año 2008 dos vecinos de Bouwer debieron ser atendidos en el Hospital de Urgencias después de ser golpeados con hierros y pateados mientras intentaban fotografiar cómo eran robados los carteles que en señal de protesta por la contaminación ambiental habían colocado a los costados de la ruta. Los agresores fueron cinco hombres. Al menos tres de ellos  vinculados a la Municipalidad de Córdoba.


Para mayor información consultar a:

Mónica Rescala
Vecina de Bouwer
Teléfono: 0351 153 092 539

Mirta Nievas
Concejal de Bouwer
Teléfono: 0351 156 310 946

Dr. Raúl Montenegro
Presidente FUNAM
Teléfono: 0351 155 125 637

Augusto Oris
Estudiante en la Facultad de Artes UNC
Teléfono: 0351 152 598 798

Emanuel Cárdenas
Estudiante de Ingeniería en la UTN
Teléfono: 0351 156 094 639


Contacto de Prensa:
Nayla Azzinnari
Teléfono: 011 15 5460 9860

martes, 6 de mayo de 2014

Agreden a vecinos y estudiantes | Conferencia de Prensa: 7-Mayo, 11hs, en FUNAM

La agrupación vecinal Bouwer Sin Basura y la Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) convocan a la

CONFERENCIA DE PRENSA

En la que se denunciarán dos gravísimos episodios de violencia sufridos ayer por estudiantes universitarios y habitantes de Bouwer que recorrían las fuentes contaminantes cercanas a la Ruta 36.

Miércoles 7 de Mayo, 11 horas, en FUNAM 
Gobernador Roca casi Ricchieri, Parque Sarmiento, Córdoba  
Teléfono: 0351-4690282


Contacto de prensa:

Nayla Azzinnari
Skype: nayla.az
Móvil: (011) 15 5460 9860
  

miércoles, 9 de abril de 2014

Proyectos improvisados y desastre ambiental


OPINIÓN 

Bouwer y la injusticia ambiental

La elección de los predios para la instalación de una planta de transferencia en Estación Juárez Celman y un nuevo vertedero de basura en Bouwer muestran la misma improvisación de proyectos anteriores.


Por Santiago Clavijo*


“La injusticia ambiental designa aquellos procesos que contribuyen a que los peligros ambientales se concentren desproporcionadamente en los territorios de mayor relegación social y sobre los ciudadanos con menor poder político y económico”. Gabriela Merlinsky
La elección de los predios para la instalación de una planta de transferencia en Estación Juárez Celman y un nuevo vertedero de basura en Bouwer muestran la misma improvisación de proyectos anteriores, los que terminaron haciendo del tratamiento de la basura un desastre ambiental.
La sola elección de Bouwer –que espera del Estado la remediación del daño ecológico y ambiental que provocó el viejo enterramiento– muestra un desprecio por la condición humana de los vecinos de esa localidad que indigna.
El de la basura es un tema complejo, pero los vecinos no desconfían porque sí: tienen enfrente una montaña de 22 metros de altura y 12 millones de toneladas de basura “tapadas” con tierra como único tratamiento.
Bouwer. Hoy en la zona “conviven” con el viejo predio de enterramiento un horno incinerador de patógenos que quemaba residuos hospitalarios y funcionó hasta 2008; un depósito judicial de automotores de 17 hectáreas que continúa contaminando el suelo y el agua subterránea con metales pesados, aceites, plásticos y combustibles; los residuos de una industria metalúrgica de fundición de plomo a chimenea libre que funcionó hasta 2005, y dejó plomo en sangre en trabajadores y vecinos; una planta de almacenamiento de residuos peligrosos de la empresa Taym, donde están depositadas 12 toneladas de DDT y residuos provenientes de todo el país; una fosa de la empresa Renault que contiene residuos de pinturas y aceites industriales; la cárcel cuyas cloacas colapsadas vuelcan sus líquidos en los campos vecinos, y, del otro lado de la ruta, el nuevo enterramiento de Piedras Blancas.
Estación Juárez Celman. El primer predio elegido por Cormecor estaba ubicado sobre los pozos que abastecen de agua potable a la comunidad. La intendenta tuvo que pedir por nota a Cormecor que se designe otro terreno por este motivo.
Con el segundo predio elegido no les va mejor: se encuentra ubicado sobre los dos brazos del río Salsipuedes, que en esa zona corre en forma subterránea y provee de agua potable no sólo a Juárez Celman, sino también a Colonia Tirolesa.
Un estudio reciente encargado por el Consejo Deliberante de dicha localidad para evaluar la vulnerabilidad y las características hidrogeológicas del terreno elegido lo caracterizó como de “muy alta vulnerabilidad”, con una “influencia muy alta sobre sectores críticos como la faja fluvial del río Salsipuedes” y “las captaciones subterráneas que abastecen de agua potable a Estación Juárez Celman”, por lo que se aconsejó “ubicar la planta de transferencia de residuos sólidos urbanos en una zona alejada de las franjas fluviales, con niveles de agua subterránea profundos”.
Oídos sordos. En septiembre de 2013, con motivo del tratamiento legislativo para declarar de utilidad pública los predios elegidos, dijimos que “la información reunida por la Universidad Nacional de Córdoba definía genéricamente un área de 149 mil hectáreas aptas y cinco mil hectáreas óptimas para dicha radicación, pero era absolutamente insuficiente para la designación específica de uno u otro predio”.
También solicitamos “devolver el proyecto a Cormecor para que incorpore los estudios técnicos que aseguren que los predios por expropiar son los correctos y que la disposición final de la basura tendrá un tratamiento distinto al que tiene en la actualidad”.
En su paso por la Legislatura, a principios de marzo, el ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia, Fabián López, definió claramente que “sin estudio de impacto ambiental aprobado y consulta popular realizada, no se va a expropiar nada”.
Hace unos días, el gobernador de la Provincia y el intendente de la ciudad capital han acordado avanzar en la expropiación de los lugares elegidos por Cormecor. ¿Habrá cambiado la decisión del ministro a partir de la reunión entre el gobernador y el intendente?
Si el área definida como óptima por la UNC abarca cinco mil hectáreas, ¿por qué se eligieron estos predios? ¿Por qué no hacen público el tipo de tratamiento que se dará a la basura o las empresas interesadas en hacerlo? ¿Cómo y quién llevará adelante la remediación ambiental que reclaman los vecinos y la Intendencia de Bouwer?
Preguntas que necesitan respuestas si queremos que los vecinos acompañen las decisiones políticas.
*Legislador provincial del Frente Cívico
http://www.lavoz.com.ar/opinion/bouwer-y-la-injusticia-ambiental

martes, 11 de marzo de 2014

Una cruz de 14 millones de toneladas

Escondiendo la basura bajo la alfombra

Los intérpretes de la comparsa Color y Alegría ajustan sus instrumentos junto a la réplica del Cristo Redentor. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS.
Los intérpretes de la comparsa Color y Alegría ajustan sus instrumentos junto a la réplica del Cristo Redentor. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS.



Pero la cruz que carga este pueblo de 2.000 habitantes es otra.
Luego de una larga lucha para clausurar en 2010 un vertedero a cielo abierto que acumuló 12 millones de toneladas de residuos, Bouwer está otra vez ante el peligro de que se abra otro, que agravaría la contaminación crónica de la zona.
Los 24 millones de toneladas de residuos que la capital provincial y otros municipios generen durante los próximos 30 años se depositarían en un predio de 270 hectáreas, apenas a 600 metros del viejo vertedero.
“El carnaval tiene que servir para la gente, y hoy estamos acá para concientizar sobre lo que pasa con la basura”, dijo a Tierramérica el director de la murga, Sergio Moggi, conformada por niños y adolescentes.
La murga fue una de las atracciones del Festival de la Contaminación que los vecinos organizaron para llamar la atención sobre su drama.
Uno de los criterios para emplazar el nuevo vertedero fue el valor del uso del suelo, donde Bouwer sale perdiendo, porque es pobre.
En sus alrededores hay también restos de una fundición de plomo, de una planta de almacenamiento de residuos peligrosos, un depósito judicial de vehículos y plaguicidas de las plantaciones aledañas.
La Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam) considera que Bouwer “es una de las zonas más contaminadas de Argentina”. La gran cantidad de fuentes contaminantes y las alarmantes tasas de mortalidad infantil y perinatal llevaron a este municipio a declarase en “emergencia sanitaria”.
“En esta época del verano cada pueblo de Córdoba tiene festivales por algo emblemático que lo representa: el salame, la papa… Lo que nos caracteriza a nosotros, tristemente, es la cantidad de basura”, dijo a Tierramérica la maestra Daniela Arce, de la asociación vecinal Bouwer Sin Basura.
Pero los problemas de Bouwer son los de esta provincia que tiene una extensa y fértil llanura en el este y cadenas montañosas elevándose hacia el oeste, las Sierras de Córdoba.

La capital homónima y su área metropolitana generan unas 2.200 toneladas diarias de desechos sólidos, según la Corporación Intercomunal para la Gestión Sustentable de los Residuos del Área Metropolitana de Córdoba (Cormecor), una sociedad anónima que estudia alternativas técnicas para el manejo y disposición final de la basura de la ciudad y de otros 16 pequeños municipios.
“Esta realidad genera una demanda de tecnología y espacio para su tratamiento y disposición, que hasta hoy no se ha trabajado de manera integral”, dice Cormecor en su sitio de Internet.
Los principales accionistas de Cormecor son la ciudad de Córdoba, otros nueve municipios y comunas y el sindicato de recolectores.
La práctica usual era enterrar o arrojar los desechos a basureros a cielo abierto hasta que, en 1981, se comenzaron a enviar al vertedero de Bouwer.
Cerrado ese depósito en 2010, que aún contiene la basura de casi 30 años, los residuos comenzaron a acumularse en un predio transitorio, Piedras Blancas, acondicionado en menos de dos meses a la vera de la ruta nacional 36 y a tan solo cinco kilómetros de Bouwer.
Piedras Blancas recibe 2.500 toneladas diarias desde 2010 –cuando su vida útil fue estimada en un año— y según las autoridades está al borde del colapso.
“La basura se deposita diariamente, se aplasta y se le tira tierra encima al final de cada día. Los gases se ventean, no se captan ni se tratan, y tampoco se tratan los lixiviados (líquidos de la descomposición de la materia orgánica)”, dijo a Tierramérica la encargada de prensa de la Funam, Nayla Azzinnari.
Mientras Cormecor evalúa propuestas para el tratamiento de la basura de 27 empresas (de Argentina, Holanda, Estados Unidos y Brasil) y universidades, los que han sufrido en carne propia el problema tienen algunas respuestas.Ahora el gobierno provincial se apresta a expropiar dos terrenos para el nuevo proyecto, el predio cercano al castigado Bouwer y otro para colocar una planta de transferencia cerca del pueblo Estación Juárez Celman, en el centro-norte de la provincia.
“Cada población se debería ocupar de su basura. La municipalidad de Córdoba debería ocuparse de la suya, así como los demás municipios”, dijo a Tierramérica el intendente de Bouwer, Juan Lupi.
Su pueblo produce menos de medio camión semanal, mientras la capital genera 95 por ciento del total.
Para el biólogo Ricardo Suárez, asesor técnico vecinal de Bouwer, la basura debe contemplarse desde su origen. “El problema nuestro es desmesurado”, subrayó.
Los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial deberían intervenir para promover un consumo mesurado e instar a las empresas a vender sus productos con menos elementos de descarte, sugirió.
También se necesita una justicia que castigue crímenes ambientales, como no sanear la basura, y una fuerte inversión municipal para implementar planes de separación y reciclaje y para educar a los ciudadanos en esos nuevos hábitos.
“Podemos lograr límites (de contaminación) bien bajos y tolerables… lo que no podemos aceptar es que se entierren, como ahora, 12 millones de toneladas en un mismo lugar”, enfatizó Suárez.
Por eso se debe “descentralizar” la basura, para que no siga habiendo “zonas de sacrificio” como Bouwer, dijo a Tierramérica.
“Lo primero es sentarse a estudiar y no subestimar la basura”, sostuvo el ingeniero químico Eduardo Riaño, quien analizó los efectos de las emisiones gaseosas y líquidas de Bouwer, que persisten incluso décadas después de cerrados los basureros.
Los “compuestos orgánicos volátiles son muy peligrosos” y pueden causar cáncer, explicó a Tierramérica.
Y, por otra parte, esos depósitos de materia orgánica también pueden generar energía.
Del biogás emitido por el vertedero de Bouwer se deduce “que lo generado hasta el cierre del predio en 2010, equivaldría a un año y medio de gas de uso doméstico y a dos años y medio de gas natural comprimido” para la población local, ejemplificó.
Para la legisladora provincial Cintia Frencia, del izquierdista Partido Obrero, hay intereses económicos que impiden el tratamiento y el reciclaje.
“No es casual que se decida tirar la basura en las ciudades más pobres aledañas a  Córdoba”, dijo a Tierramérica.
“Hoy se habla de hacer un nuevo enterramiento con un plazo de 30 años, es decir que de aquí a tres décadas no piensan desarrollar ningún tipo de tecnología para reducir y tratar la basura, sino que simplemente es un negocio”, dijo.


Bailarines gauchescos en el Festival de la Contaminación. Crédito: Cortesía Bouwer Sin Basura.
Bailarines gauchescos en el Festival de la Contaminación. 
Crédito: Cortesía Bouwer Sin Basura.

Cormecor es una sociedad anónima que busca cotizar en la Bolsa de Valores nacional.
La basura en un negocio en todo el mundo. En lugares como Italia beneficia tanto a las empresas como a las mafias que la manejan.
Tierramérica no obtuvo respuestas de Cormecor ni de las secretarías ambientales del gobierno provincial ni de la ciudad.

Este artículo fue publicado originalmente el 8 de marzo por la red latinoamericana de diarios de Tierramérica.

lunes, 24 de febrero de 2014

Rotundo éxito del Festival de la Contaminación

Se realizó el sábado en la localidad de Bouwer en señal de protesta contra los vertederos de residuos existentes y proyectados en la zona. "Bouwer es una zona de sacrificio", explicaron los organizadores.

Bouwer (Córdoba, Argentina), 24 de Febrero de 2014.- Un "éxito rotundo" fue el Primer Festival Provincial de la Contaminación que el sábado pasado se realizó en la localidad de Bouwer. La original celebración fue una nueva oportunidad para poner en evidencia la dramática situación del pueblo, que casi cuatro años después de cerrar el vertedero de residuos donde se acumularon más de 12 millones de toneladas de basura, aún espera su remediación y enfrenta la posibilidad de convivir con un nuevo enterramiento que almacenaría el doble de basura que el anterior. Las 24 millones de toneladas de residuos que la ciudad de Córdoba y otros municipios generen durante los próximos 30 años se depositarían en un predio de 270 hectáreas a 600 metros del vertedero cerrado en 2010.

Alrededor de Bouwer también se encuentran los restos abandonados de una planta de fundición de plomo, una planta de almacenamiento de residuos peligrosos, un depósito judicial de vehículos en desuso y la aplicación de plaguicidas en los campos cultivados. A principios del año 2008, la Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) había asegurado que "Bouwer es una de las zonas más contaminadas del país". Debido a la gran cantidad de fuentes contaminantes y a las alarmantes tasas de mortalidad infantil y perinatal registradas en esa población, Bouwer se encuentra en estado de "emergencia sanitaria".

Más de 600 personas participaron este sábado de iniciativa convocada por la agrupación vecinal Bouwer Sin Basura y la Municipalidad de Bouwer. Murgas, danzas folklóricas, y bandas en vivo de rock, cuarteto y folklore le pusieron color, música y baile al "Festival de la Contaminación y Contra la Discriminación" que, aseguran los organizadores, "tendrá nuevas ediciones".   

Artistas locales e invitados.  Estruendosas y coloridas, "La Murga del Churro" y "Murga Color y Alegría", ambas de Bouwer, dieron apertura al Festival sobre la calle principal del pueblo. El espectáculo continuó dentro del salón municipal con la presentación del grupo folkórico "Esencia y tradición", conducido por los vecinos Pedro Sánchez y Blanca Ayala. La noche continuó con las expresiones musicales de las bandas invitadas La Viuda, Claudio y Lucas, Luz Azul, Perro Verde, La Cruza, Manduca Sexta y Sambao, que se presentaron generosa y solidariamente, al igual que Los Invisibles y Lamin Mayu.

Asambleas vecinales.  Integrantes de agrupaciones vecinales que enfrentan distintas amenazas ambientales y sanitarias también acompañaron. Estuvieron presentes las asambleas sociales contra la planta de Porta en barrio San Antonio, contra la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas, Madres del barrio Ituzaingó Anexo, vecinos de Río Ceballos, Villa Allende, Estación Juárez Celman, Lozada, Rafael García y los barrios del sur de la ciudad de Córdoba.  

Funcionarios públicos. Asistieron a la convocatoria la legisladora Cintia Frencia y Eduardo Salas, quienes entregaron la afectuosa adhesión que desde Río Gallegos enviara la ex legisladora Liliana Olivero. A través de correo electrónico también se solidarizó con los habitantes de Bouwer el legislador Edgar Clavijo. Ambos bloques partidarios votaron en contra la ley que en septiembre pasado declaró "de utilidad pública y sujeto a expropiación" el predio cercano a Bouwer para la radicación del próximo vertedero de residuos de la ciudad de Córdoba.

La vía electrónica también fue la elegida por Mirtha Nassetta, directora del Instituto Superior de Estudios Ambientales (ISEA) de la Universidad Nacional de Córdoba para asegurar que visitará el pueblo en "alguna otra oportunidad". El ISEA fue el organismo que dio aval técnico a la Municipalidad de Córdoba asegurando que la zona de Bouwer es "óptima" para la localización del enterramiento de basura para las próximas décadas. Viviendas, escuelas y la particular situación sanitaria de la población cercana no fueron consideradas en dicho informe.

Medios de comunicación. El festival fue profesionalmente conducido por Tito Guzmán, locutor de Radio Sur y transmitido en directo por Radio Comunitaria La Ranchada. La presencia de periodistas de Radio Juárez Celman, Portal Ecos Córdoba, Radio Nacional Córdoba y la agencia de noticias Inter Press Service (IPS) aportaron a la amplia cobertura periodística que la actividad tuvo a nivel nacional e internacional. 


Para mayor información contactar a:  

Hugo Rescala
Vecino de Bouwer
Teléfono celular: +54 9 351 6 320 479

Mónica Rescala
Vecina de Bouwer
Teléfono celular: +54 9 351 3 092 539

Biólogo Ricardo Suárez
Asesor técnico vecinal
Teléfono celular: +54 9 351 6 823 960

Juan Lupi
Intendente de Bouwer
Teléfono celular: +54 9 351 5 103 490

Responsable de prensa:
Lic. Nayla Azzinnari 
Tel: +33 6 8904 8723
nay_azz@hotmail.com

Ver fotografías: